martes, 27 de mayo de 2008

Los Arcos - Torres del Río

La villa de Los Arcos empezó a prosperar gracias a la senda jacobea y al fuero que Sancho VI el Sabio le concedió en el año 1175 equiparando a francos y labradores. En el siglo XIII se fundó el hospital de peregrinos por Teobaldo II.

Destaca la iglesia de Santa María. Son de resaltar el claustro gótico-flamígero, la fachada norte plateresca, la torre gótico-renacentista y su tremendo retablo mayor de estilo barroco. El retablo lo preside una talla de santa María de los Arcos del siglo XIV.

Situada en Torres del Río, la capilla del Santo Sepulcro constituye una de las construcciones más originales del Camino de Santiago.

De planta octogonal algunos han querido vincularla a la Orden del Temple. Resalto en negrita por la relación de los edificios religiosos de planta octogonal con la Orden de los Templarios.

La bóveda, sostiene columnas que no se cruzan, sino que forman un círculo en medio, de estilo "califal cordobés".

Incluye bastantes esculturas relacionadas con el Santo Sepulcro. Tiene un Cristo románico-gótico de principios del siglo XIII.