viernes, 6 de mayo de 2011

El Grial Gallego

El peregrino entra en Galicia a través de O Cebreiro, en la provincia de Lugo, donde se encuentra la iglesia prerrománica de Santa María la Real. 

En ella tuvo lugar en el siglo XIV el Santo Milagro. Cuenta la historia que, un día de invierno, tan sólo acudió a misa un feligrés, un vecino de Barxamaior que subió hasta allí a pesar de la nieve y la ventisca. El clérigo que oficiaba seguramente atravesaba un momento de dudas en su fe y, en el instante de consagrar, pensó mientras miraba al devoto: "qué hará este hombre aquí con este frío". Entonces se obró el milagro, la hostia se convirtió en carne y el vino en sangre, reliquias que aún hoy se conservan en la iglesia, junto a la patena y al cáliz, que es conocido como el Santo Grial Gallego.